968 27 07 54 info@uorconf.es

Fachada envolvente térmica

cuadros-naranjas
FACULTAD DE ECONOMÍA
Universidad de Murcia
  • Cliente: Facultad de economía, Universidad de Murcia.

 

  • Tipo de proyecto: Eficiencia energética.
fachada-envolvete-termica-facultad-economia-universidad-de-murcia

Facultad de Economía, Universidad de Murcia.

Sobre el proyecto

La actuación sobre la Facultad de Economía en la Universidad de Murcia se ha centrado en la restauración de la fachada. La fachada sur de la Facultad, es un gran muro cortina de cristal, que aporta al edificio los problemas característicos de este tipo de elementos arquitectónicos tales como una Elevada incidencia de radiación solar, Efecto invernadero, Alto coeficiente de transmisión de calor (Uu) de su envolvente.

Se ha dado solución a los problemas previamente citados mediante una segunda piel a esta fachada que haga de filtro solar, además de otros beneficios añadidos.

Esta segunda piel se ha diseñado con vidrio selectivo, que refleja parte de la radiación incidente, otra parte la absorbe (desprendiendo luego la energía hacia el interior y el exterior de la cámara) y una última parte pasa hacia el interior. Ya con esta única medida hemos mitigado parte de los problemas de la fachada, pues reducimos el exceso de iluminación natural y también el sobrecalentamiento interior.

Además de lo expuesto anteriormente, la cámara generada entre la segunda piel y la fachada original funciona de manera diferente en condiciones de verano y de invierno: en verano funciona como cámara ventilada, para disipar el calor acumulado por efecto invernadero; mientras que en invierno funciona como cámara estanca, para acumular ese calor y cederlo al interior del edificio por transmisión.

Este funcionamiento doble está controlado por la chimenea solar, que tiene unas lamas de vidrio motorizadas y accionables mediante un sensor de temperatura y gradiente.

La corriente de aire está apoyada por unos ventiladores que ayuda en caso de necesidad a potenciar el efecto chimenea en verano, mientras que en invierno invertirá su sentido para crear una corriente de convección que evite la estratificación del aire dentro de la cámara.

En resumen, se consigue mejorar el confort lumínico en el interior, reducir el consumo de energía en climatización, tanto en invierno como en verano.

Galería

Contáctanos